COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

Reforma Previsional: Ahora es el turno de las personas

Eduardo Fajnzylber

Publicada el: 29/02/2008


La Segunda, miércoles 27 de febrero de 2008

Los sistemas de pensiones en el mundo buscan satisfacer dos objetivos básicos: suavizar la diferencia en ingresos entre la etapa activa y pasiva de la vida laboral y prevenir la pobreza durante la vejez. La reforma previsional recientemente aprobada en el Congreso se centra, por un lado, en enfrentar directamente este segundo objetivo, asegurando un ingreso mínimo a todos los adultos mayores que no cuenten con otros medios para mantenerse. Además, se perfecciona el sistema contributivo para que hombres y mujeres puedan, con la realización de aportes previsionales frecuentes, mantener su estándar de vida durante la jubilación. El buen desempeño del sistema en términos del primer objetivo, sin embargo, depende crucialmente de una actitud informada y responsable por parte de trabajadores y empleadores.

Los empleadores deben realizar los aportes que correspondan, aprovechando los incentivos creados por la reforma para contratar trabajadores jóvenes y ofrecer planes de ahorro previsional colectivo como parte de una política moderna de remuneración y retención del capital humano. Los afiliados deben revisar las cartolas de su AFP y exigir el pago pleno de sus cotizaciones. Los trabajadores independientes deben acostumbrarse a realizar aportes frecuentes a sus cuentas y equivalentes, al menos, al 10% de sus ingresos. Al margen de los esfuerzos del gobierno en materia de educación y difusión, las personas deben informarse de las pensiones proyectadas que sus ahorros actuales les permitirían financiar y, en la medida de sus posibilidades, comenzar a realizar Ahorro Previsional Voluntario (APV) lo antes posible si tales proyecciones no satisfacen sus expectativas. La reforma incluye una serie de incentivos adicionales a los tributarios para que personas de ingresos medios y bajos realicen aportes voluntarios.

La pensión de un afiliado depende de una serie de decisiones cruciales durante la vida laboral: en qué AFP y tipo de fondo mantener sus ahorros previsionales, cuánto APV (individual o colectivo) realizar, en qué momento jubilarse y bajo qué modalidad. Es su responsabilidad informarse sobre las implicancias de sus decisiones y actuar en función de sus preferencias y los atributos más relevantes de cada administradora y fondo: rentabilidad ajustada por riesgo, precio y calidad de servicio.

Una vez promulgada la ley, se habrán sentado las bases institucionales para un sistema solidario, sustentable y eficiente. La responsabilidad recae ahora en las personas.



Publicaciones relacionadas:




Columnas relacionadas:







Audios relacionados:




Perspectivas relacionadas: