COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

La política de los columnistas

Alfredo Joignant

Publicada el: 05/07/2010


La Segunda, lunes 5 de julio de 2010

Roger Chartier, el gran historiador francés, se preguntaba en “Los orígenes culturales de la revolución francesa”, si los libros hacen o pueden hacer las revoluciones. La respuesta era naturalmente negativa, a condición de entender que un texto escrito puede participar de los grandes acontecimientos mediante sus innumerables usos, incluidos sus usos políticos.

En el caso chileno, los libros no sólo no producen revoluciones, sino que tampoco suscitan muchos usos (entre otras cosas porque se lee poco, exceptuando el “Chile actual...”, de Moulian en 1997, un éxito editorial digno de estudio), y por tanto difícilmente pueden incidir en nuestra rutinaria vida política. Pensemos solamente en la fama de los recientes libros de Tironi y Allamand, cuyo eco periodístico no condice con su escaso impacto en la política chilena (y definitivamente nulo entre los intelectuales), independientemente del juicio de calidad que uno pudiese emitir sobre estos textos (en cualquier caso, el primero mucho mejor que el segundo).

No se puede decir lo mismo, sin embargo, de las capacidades performativas de la docena de columnistas y “analistas” de presencia regular en los medios escritos, quienes son regularmente citados en los pasillos de los partidos y de palacio, y hasta invitados a almorzar a La Moneda. Algunos han publicado libros y artículos en journals de real importancia internacional. Pero, a decir verdad, la eficacia de estos columnistas depende de otras razones, y no de una cultura libresca muy desigualmente distribuida entre ellos.

Sería interesante comprender las lógicas sociales que se encuentran en el origen del éxito de tal o cual columnista, cooptado o no por una determinada línea editorial. Pero más importante aún es tomar nota del poder de sus palabras para hacer cosas, parafraseando a Austin, desde la chilenización de un síndrome muy EE.UU. (el del “pato cojo”) hasta el diagnóstico algo horrorizado acerca del debilitamiento de la institución presidencial (a propósito del supuesto “desaire” de Bielsa al jefe de Estado por no haberle dado la mano de algún modo convencionalmente aceptable), pasando por “lunas de miel” presidencial cuya realidad nadie somete a discusión y crítica.

Así las cosas, ¿existe realmente el síndrome del “pato cojo”; esto es, el debilitamiento de un Presidente frente a su propio partido —o coalición— a medida que se avecina el término de su mandato? ¿Se encuentra realmente “amenazada” la institución presidencial por infracciones al protocolo, bajo la constante de un Presidente que efectivamente ocupa dicha posición, pero que no siempre parece hacerlo? ¿Es verdad que se produce una suerte de enamoramiento, o un extraordinario estado de paz entre un nuevo Presidente y sus conciudadanos al momento de iniciar su mandato, y que suele durar tres meses? Se trata de tan sólo tres ejemplos que ilustran cómo los columnistas transforman sus dichos en realidad, la que suele ser difundida por periodistas y políticos, tras lo cual acabamos por enfrentarnos a evidencias sociales más que a realidades.

Lo anterior se podría explicar a condición de hacer la sociología de los columnistas, cuyo valor no se juega en sus libros (novelas extrañamente escritas por economistas, o ensayos sobre la felicidad escritos por sociólogos), sino que más bien en las ventajas que proporcionan la cuña fácil y el atajo argumental mediante la denuncia de algo que es “evidentemente” escandaloso (“qué horror lo de Bielsa, ¿viste?”), o simplemente por el imperio del razonamiento de tipo power point que yo mismo he criticado en esta columna.

Si los columnistas y analistas queremos realmente cumplir una función, entonces debemos dudar de la respuesta fácil ante algún hecho de coyuntura, lo que supone cultivar el ejercicio de la crítica racional hacia nuestra propia práctica cuando ésta se desborda.



Publicaciones relacionadas:




Columnas relacionadas:




Videos relacionados:




Audios relacionados:




Perspectivas relacionadas: