COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

Santiago Verde

Pablo Allard

Publicada el: 11/07/2007


La Tercera, domingo 13 de mayo de 2007

Ahora que el tema del calentamiento global está que arde, cuesta creer que nuestra ciudad pretenda destruir un parque como el de Américo Vespucio Oriente para dar paso a una necesaria autopista. Construir y mantener parques en Santiago es tremendamente difícil y costoso. Pocos saben que nuestra ciudad es geográficamente una zona árida (evapora más agua que la que recibe por precipitaciones) y más encima, nuestro imaginario de parque supone frondosos árboles y explanadas de césped, que nada tienen que ver con el paisaje de espinos, sauces y quillayes del valle central.

Pese a lo anterior, Santiago es -con mucho esfuerzo- una ciudad mucho más verde de lo que creemos, el problema está nuevamente en la distribución de nuestros parques. Un estudio reciente de la consultora Atisba indica que la cantidad de áreas verdes públicas consolidadas por habitante (no agrícolas o tierrales) en el Sector Nor Oriente de la capital alcanza los 20,3 m2 por habitante mientras que en el sector Sur Poniente llega sólo a los 2,3 m2 por habitante. (La Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de 8 m2/hab.). La cifra se extrema si consideramos que el Sector Oriente tiene una población de 613 mil habitantes, y en la Periferia Sur sobrepasa el millón y medio de almas (sólo Puente Alto tiene cerca de 500 mil habitantes). Más encima, según el indicador “Chilescopio” de Collect, el estrato socioeconómico ABC1 en su tiempo libre prefiere quedarse en sus casas -con jardines- y realizar actividades en lugares cerrados, como ir a restaurantes o al gimnasio, mientras que el C3 y el D prefieren salir a caminar o hacer actividades al aire libre, probablemente expulsados de sus hogares por el hacinamiento. En otras palabras, la oferta y la demanda de áreas verdes se están alejando en nuestra ciudad.

A comienzos de los noventas se inició el programa de parques urbanos del MINVU, el cuál creó más de 10 parques en la ciudad. De este programa surgieron parques tan importantes como el André Jarlan o La Bandera, y tantos otros hermosos parques que bien vale la pena conocer y sorprenderse por el cariño y cuidado que los vecinos tienen hacia ellos. Lamentablemente, por motivos presupuestarios, el programa se fue desdibujando, y hoy en día cualquier iniciativa para crear nuevos parques tiene que pasar por el difícil concurso de los Fondos Nacionales de Desarrollo Regional, y su mantención ha sido derivada a los municipios o al Parque Metropolitano donde los recursos no abundan.

Cuando escucho que salvar al parque Vespucio costará del orden de 100 a 200 millones de dólares de subsidio para solventar los sobrecostos de hundir la autopista, no deja de inquietarme pese a ser usuario habitual de dicho parque. El viernes pasado, en la conferencia de Al Gore se celebraba el aporte de empresas privadas a la forestación del cerro Calán, y vemos cómo Vitacura y Las Condes con mucho esfuerzo terminan la construcción del Parque Bicentenario y la segunda etapa del Araucano. Celebramos todas estas iniciativas, y cada árbol cuenta, independiente del barrio donde se planta, pero se hace urgente revisar la política y los mecanismos para proveer de áreas verdes y equipamiento a millones de chilenos (los mismos que usan Transantiago) que necesitan mejorar su calidad de vida en forma urgente. En todo caso se ven señales en el horizonte: entre la Pintana y Puente Alto se está coordinando una iniciativa denominada “Estrategia Centro-Parque Sur” que podría dotar de equipamiento y áreas verdes para dichas comunas, en San Bernardo los vecinos de los Cerros de Chena están proponiendo forestar este “otro” Parque Metropolitano, y prontamente se construirá un parque a lo largo del Zanjón de la Aguada. Hay que redoblar los esfuerzos y liberar trabas, ya que como dijo Gore: La hora de actuar ha llegado.



Publicaciones relacionadas:




Columnas relacionadas:







Audios relacionados:




Perspectivas relacionadas: