COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

Peñalolén, la última frontera

Pablo Allard

Publicada el: 11/07/2007


La Tercera, domingo 3 de junio

La oposición de vecinos de Peñalolén a la construcción de una planta de gas a 300 metros de sus viviendas suma el último ingrediente para convertir a la hermosa comuna en el mayor experimento urbano y social de nuestra capital. Peñalolén ha vivido en los últimos años una serie de dinámicas y eventos que en gran medida la convierten en un Chile en microcosmos, o el catalizador de todos los desafíos y oportunidades que nuestras ciudades enfrentarán en los próximos años. Las presiones urbanas y sociales, sumadas a la necesaria intromisión de infraestructuras para satisfacer estas nuevas demandas (como la planta de gas) ponen a prueba la sustentabilidad de su medio ambiente construido, natural y social.

Hasta hace unas décadas Peñalolén presentaba una marcada identidad semi-rural, junto a comunidades de clase obrera y míticas poblaciones. Las notables condiciones geográficas y su cercanía a las comunas del sector nor-oriente fueron rápidamente apreciadas por miles de familias de clase media-alta y desarrolladores inmobiliarios, iniciando un proceso de “colonización” sin precedentes, partiendo por la Comunidad Ecológica, luego por pequeños condominios y finalmente consolidado por grandes proyectos como “Casa Grande” o la “ciudad perfecta” de la Viña Cousiño-Macul. Este proceso, conocido en otras latitudes como “gentrificación”, cobra en Peñalolén una particular diferencia: Las comunidades existentes y grupos de escasos recursos no han sido desplazados por aquellos nuevos residentes, sino más bien se ha producido un fenómeno de vecindad hasta ahora difícil de dimensionar. En un paseo por la comuna se aprecian comunidades enrejadas, barrios autónomos que incluso tienen sus calles paralelas a la vialidad pública, panderetas que a un lado tienen hermosos jardines y al otro mediaguas, y un desfile de “caseras” con sus 4x4 estacionados en las ferias libres.

Puede haber muchas lecturas respecto a esta forma espontánea de integración social, particularmente ahora que el gobierno está proponiendo cuotas forzadas de vivienda social para nuevos proyectos inmobiliarios. La integración no es fácil, y las dramáticas diferencias de ingresos y condiciones de habitabilidad exacerban el temor y desconfianza mutua; mal que mal aquí es donde a la menor provocación, grupos de lúmpen se toman Av. Grecia con barricadas y las autoridades aún no se explican por qué hordas de encapuchados vandalizaron un consultorio que servía a su comunidad. En paralelo nuevos barrios extienden sus redes de cercos eléctricos, guardias privados y tantas otras fronteras internas. Pese a esto, los nuevos vecinos traen fuentes de trabajo, recursos para mejorar las prestaciones municipales y toda una serie de oportunidades a estas alturas innegables. La mejor prueba de esto fue la mítica Toma de Peñalolén, que una noche de 1999 movilizó a 15.000 allegados de la comuna a desafiar el frío, las fuerzas policiales y perder su postulación al subsidio, para tomarse los terrenos de calle Arrieta y demostrar que antes que tener una casa propia a 3 horas de sus fuentes de trabajo, preferían vivir en un campamento en la comuna donde trabajaban, estudiaban y se habían criado. Más allá de validar o justificar esta acción, la Toma de Peñalolén sentó un precedente de cambio radical en las políticas habitacionales en Chile. Recorriendo hoy los barrios en que fueron relocalizadas las familias dentro de la comuna, al parecer bien valió la pena el experimento.

Peñalolén cuenta hoy con autoridades, vecinos y desarrolladores concientes de estos desafíos. En la medida en que el roce lleve al conocimiento y la confianza, los miedos y fronteras se diluyan, y pasemos de la vecindad a la convivencia, el slogan del municipio: “reunión de hermanos” podrá extenderse al resto del país.



Publicaciones relacionadas:




Columnas relacionadas:




Videos relacionados:




Audios relacionados:




Perspectivas relacionadas: