COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

Fijación de tarifas de Transmisión Eléctrica

Pilar Bravo

Publicada el: 11/07/2007


Diario Financiero, miércoles 11 de julio de 2007

La fijación de peajes de transmisión cambió radicalmente con la entrada en vigencia de la Ley Corta I, cuyo principal objetivo fue regular de manera integral y sistémica el servicio de transmisión eléctrica, estipulando su carácter de servicio público y estableciendo un complejo y completo sistema de tarificación.

El mercado eléctrico distingue tres segmentos: generación, transmisión y distribución. El primero se caracteriza por ser competitivo, mientras que los otros pueden ser considerados típicamente como monopolios naturales. Cabe destacar que la Ley Corta I define, por primera vez, tres categorías dentro de la transmisión: el Sistema de Transmisión Troncal (STT), el de Subtransmisión (SBTX) y el de Transmisión Adicional.

He aquí una primera manifestación de la regulación. La calificación del STT fue realizada por la ley y vía decreto, se fijaron los SBTX, la construcción de ampliaciones prioritarias y de obras nuevas urgentes. Cabe destacar que ambas acciones regulatorias se han desarrollado en tiempo y forma, sin mayores tropiezos e incluso han implicado la entrada de un nuevo actor al segmento transmisión.

Respecto de la tarificación de los sistemas troncales, se define un proceso participativo en base a criterios de eficiencia, considerando la seguridad y la calidad de servicio necesario para atender la demanda futura. Todos los procesos de tarificación actúan como una señal de inversión, sin embargo, la nueva ley optó por un sistema de planificación que es el resultado del Proceso de Tarificación, no de un acto de autoridad o del poder público. En este sentido, la planificación de los STT quedó entregada, en cierta medida, a una especie de autorregulación de los privados, manifestada por medio de la participación de éstos en los respectivos estudios y procesos tarifarios y de medidas de control y revisión que se instituyen año a año, a través del organismo que coordina el sistema eléctrico respectivo. Este aspecto es quizás el más innovador del sistema tarifario impuesto por la nueva normativa.

Este mecanismo de planificación de los STT promueve la eficiencia en la operación, la cual es supervisada por la autoridad pública, por los informes técnicos y por la presencia de todos los actores en el proceso. Además, entrega las señales necesarias, evitando sobreinstalación o subinstalación. Por otra parte, hay que tener presente que la adecuada planificación del STT permite hacer efectivo y real el libre acceso a las redes de transmisión y la competencia en todos los segmentos del suministro eléctrico. En efecto, a través de esta fase del proceso tarifario, se asegura que donde exista necesidad de redes de transmisión, el desarrollo de las mismas no quede sujeto al propietario de las respectivas líneas. Sin embargo, se hace necesaria una activa regulación y supervisión, de manera tal que permita que la planificación sea eficiente y efectiva y asegure que los desarrollos de generación con necesidades de conexiones y fortalecimiento de las redes, no se vean sujetos a la mera voluntad, conveniencia y eventualmente barreras del dueño de las líneas; lo mismo frente a conexiones para retiros de suministro provenientes de grandes clientes.

En relación a los beneficios introducidos por la Ley Corta I, se pueden mencionar algunos como la transparencia y el ordenamiento de las instalaciones de transmisión, el público conocimiento las redes troncales, las de subtransmisión y las adicionales. La certeza jurídica y económica que genera, tanto a los usuarios del sistema de transmisión como a los dueños de las instalaciones, el establecimiento mediante un proceso público, técnico y participativo de tarifas reguladas por este servicio de transporte, que si bien en una primera instancia puede implicar un reordenamiento en los cobros de las tarifas (que se aplicaron desde marzo del 2004), permiten trasparentar un cobro necesario y a la fecha regulado.

Las lecciones que hasta el momento se pueden sacar del primer proceso tarifación son varias y de distinta índole. Sólo mencionar el tema de los plazos establecidos en la ley para llevar a cabo las distintas etapas que han resultado ser, generalmente, insuficientes para que los consultores del estudio, la autoridad y las empresas de transmisión puedan elaborar, procesar y revisar la alta cantidad de información que es requerida para llevar a cabo este mecanismo.

Por tanto, en circunstancias en que la autoridad deberá proceder a la dictación de los reglamentos, en especial en subtransmisión, es de vital importancia que la reglamentación considere, analice y desarrolle, además de los aspectos técnicos, algunos de los tópicos señalados y otros tales como aplicación de las tarifas, claridad los períodos de vigencias, fecha de inicio de los próximos procesos, a la luz de las lecciones que estos procesos en curso están dejando al descubierto.



Publicaciones relacionadas:




Columnas relacionadas:




Videos relacionados:




Audios relacionados:




Perspectivas relacionadas: