COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

Píldora revitalizante

Patricio Navia

Publicada el: 12/11/2007


La Tercera, domingo 11 de noviembre de 2007

La controversia sobre la píldora del día después le permitió a Bachelet mostrar la faceta más exitosa de su liderazgo y desnudó, una vez más, la difícil relación de la Alianza con las libertades individuales. Cada vez que la disputa política se traslada a los planos del pluralismo y la diversidad, Bachelet termina anotándose victorias y la Alianza evidencia una división entre líderes modernos y tolerantes y jerarcas demasiado afines al autoritarismo.

Después que el gobierno reaccionó a la poca disponibilidad de la píldora del día después en las farmacias, varios dirigentes de la Alianza—y sorpresivamente también algunos de la Concertación—salieron en defensa de las farmacias que se negaban a vender la píldora invocando, equivocadamente, la objeción de conciencia. Pero, como bien señalaron varios, las personas pueden ejercer objeción de conciencia, no las empresas. Además, aunque son empresas privadas, las farmacias cumplen servicios públicos. Los privados no pueden ejercer objeción de conciencia cuando voluntariamente optan por ofrecer servicios regulados por ley. Un machista dueño de una botillería no puede negar la venta de alcohol a mujeres basándose en objeción de conciencia. Un Testigo de Jehová dueño de una clínica no puede hace uso de la objeción de conciencia para prohibir trasplantes de sangre. Las empresas privadas no pueden unilateralmente desconocer sus obligaciones públicas. ¡Para qué hablar de la responsabilidad social empresarial! Felizmente, al final se impuso la cordura y la píldora estará adecuadamente disponible.

Cuando la Ministra de Salud se sentó a dialogar con las farmacias, los políticos que habían criticado al gobierno quedaron en posición incómoda. Sus vocerías fueron deslegitimadas cuando las farmacias negociaron directamente con el gobierno. El Senador Jovino Novoa habló un “bacheletismo-chavista” al denunciar la ‘imposición’ del gobierno. Desconociendo que Salud actuó dentro de la ley, Novoa se inspiró en la desafortunada frase del senador socialista Alejandro Navarro que hace unos meses justificó el incumplimiento de ‘leyes injustas.’ La defensa del Estado de derecho se beneficiaría si los senadores evitan esos exabruptos anárquicos. Bachelet resultó ganadora. No se involucró de forma excesiva, pero dejó en claro su compromiso con la libertad de las personas para escoger. Su postura, que privilegió el sentido común, contrastó con las irreflexivas declaraciones de algunos parlamentarios, incluido el Presidente de la Cámara de Diputados, el PDC Patricio Walker.

Gobierno y oposición se oponen al aborto (aunque la opinión pública es más tolerante cuando la vida de la madre corre peligro). Pero hay discrepancias sobre cómo evitar los embarazos no deseados. En vez de aprovechar la ocasión para avanzar su agenda de abstinencia sexual entre los jóvenes, la Alianza optó por una batalla que difícilmente podía ganar. Algunos en la Alianza buscaron doblarle el brazo a Bachelet en vez de promover sus prioridades en la agenda de educación sexual del gobierno. Además de errar la táctica, la movida también evidenció problemas de estrategia. Muchos en la Alianza son reacios a aceptar que los chilenos deben tener más libertad para tomar sus propias decisiones. Este divorcio entre un sector de la Alianza y la defensa de la libertad individual constituye un difícil flanco para las aspiraciones presidenciales de Sebastián Piñera. Aunque el empresario trate de conquistar el centro político, algunos en la Alianza rehúyen abandonar la intolerante extrema derecha.

El debate sobre la píldora fue revitalizador para Bachelet. Si ella mantiene la defensa del estado de derecho, promueve políticas públicas razonables y populares, y se mantiene por encima de las controversias de la política cotidiana, podrá anotarse victorias similares y podrá retomar el sendero de alta aprobación y aceptación de su liderazgo que tanto necesita su gobierno.



Publicaciones relacionadas:




Columnas relacionadas:




Videos relacionados:




Audios relacionados:




Perspectivas relacionadas: